#2 Princesa guerrera

Wednesday, February 24, 2016

 Llegó el momento de volver a abrir el portátil y empezar a escribir de nuevo, de sentir las teclas y compartir mis pensamientos...Hacía tiempo que no lo hacía y hoy de nuevo me siento con ganas. Ha pasado bastante tiempo, quizás más del que debería haber pasado, pero la vida de la noche a la mañana puede cambiar por completo y cosas a las que antes les dabas mucha importancia de pronto pasan a un segundo plano. Pero no pasa nada porque todo cambio que llega siempre es para mejor, es una nueva aventura, un nuevo reto y nos muestra una nueva forma de ver la vida.
Hace 6 meses me mudé a Madrid, pero el proceso de cambio empezó mucho antes. Los nervios, las dudas, los "y qué pasaría si", el miedo incluso, te invaden cuando se aproxima algún cambio y a mi me invadieron mucho antes de mudarme a Madrid, de hecho el día que se decidió que nos mudábamos.


Vivimos en un mundo en el que enseguida nos acomodamos, creamos una rutina, a veces sin darnos cuenta, y nuestro día a día se convierte en una serie de episodios que se repiten constantemente, incluso esas ocasiones en las que "sales de la rutina" acaban convirtiéndose en justamente eso, una rutina, ya que las acabas repitiendo con frecuencia. Y entonces es cuando de alguna forma inexplicable la vida nos presenta una oportunidad, nos trae un cambio. Sin ni siquiera pensarlo ni desearlo nos ofrece la oportunidad de cambiar nuestra vida, de terminar con esa rutina, de empezar de nuevo...de salir de nuestra zona de comfort. Pero este cambio no llega por casualidad, llega porque nosotros mismos sin darnos cuenta lo estamos pidiendo.

El cambio es bueno, es necesario y es sano, pero también es verdad que da miedo. No es tanto un miedo por lo que pueda pasar, por "¿y si las cosas no salen como esperaba?", sino más bien miedo de salir de esa zona tan cómoda llamada rutina. Pasamos de tener una vida perfectamente cuadriculada a de pronto tener que dejar todo eso atrás y empezar de nuevo, y sí es aterrador pero en el fondo sabes que lo quieres y sobretodo que lo necesitas. Lo necesitas porque una vez que lo dejas todo atrás y empiezas a vivir esa nueva vida te das cuenta de que no eras tan feliz como creías, de que te faltaba tanto, de que hay tantas oportunidades, lugares maravillosos y personas increíbles en el mundo que lo que tú creías que era perfecto no lo era.
El mundo es un lugar hermoso, la vida una aventura, y la felicidad y el amor son el mayor de los tesoros. Pero para llegar a ese tesoro hay que luchar, recorrer mucho, vivir, sufrir, disfrutar y sobretodo aprender a apreciar lo que tenemos delante, ser agradecidos por todo lo que tenemos, no rendirse nunca y creer que aunque las cosas se compliquen siempre hay luz al final del túnel. Nunca debemos perder la fe, ni las ganas, ni debemos dejar de creer en nosotros mismos, ni de confiar en los demás y mucho menos de soñar. Porque la vida está llena de momentos buenos y otros no tan buenos, de momentos en los que estamos increíblemente felices y de otros en los que sentimos que se nos viene el mundo encima, que nada tiene sentido y que el corazón se nos rompe a pedazos. Pero todo esto forma parte de la gran aventura que es la vida y en la que pase lo que pase, bueno o malo, siempre aprendemos algo que nos ayuda a avanzar y a mejorar.

Hace 6 meses llegué a Madrid y no solo ha cambiado mi vida sino que yo también. No me puedo quejar, porque algunos de los momentos más felices de mi vida por no decir los más felices los he vivido desde que llegué a la ciudad de mis sueños. Pero también he sufrido y me he caído varias veces, unas cuantas de hecho, pero tras cada caída me he vuelto a levantar, aunque de algunas me haya costado bastante, y cada vez que me levanto de una me siento más fuerte porque sé que puedo con eso y más, porque sé que forma parte la vida y porque sé que lo mejor aún está por llegar.

Así que llegó la hora de volver a levantar la cabeza, de lucir tu mejor sonrisa y de levantarse aunque de esta caída cueste un poco más, porque la vida está hecha para disfrutarla y los nuevos comienzos hay que aprovecharlos. Deja de preguntarte "¿pero por qué?" o de decirte "es que ya no puedo más", y empieza con "por que sí y punto" y con "este es solo el comienzo".
 Imágenes de mi Instagram: @mvintagememoirs
¡Feliz mitad de semana y nunca jamás os olvidéis de sonreír!


You Might Also Like

3 COMMENTS

  1. Como me ha gustado leer esto Natalia! :)
    Super motivador! Besotes!

    Lucia Gallego Blog
    Lucia Gallego Blog Facebook

    ReplyDelete
  2. Such a beautiful post,dear! I love it!!! This one is so beautiful and cute!

    ReplyDelete
  3. Love this fashion wishlist and your picks, so perfect for the transitional time!

    ReplyDelete

Like us on Facebook